No comentarios / , , ,

Volver a comer sano... sin morir en el intento.






¡Hola a todos!
¡Cuánto tiempo sin pasar por aquí!

Como sabéis durante todo este año he estado estudiando primero de Dietética y la verdad, tuve (o más bien, estoy teniendo) que elegir entre sacar buenas notas o intentar actualizar lo máximo posible el blog y las redes. Siento muchísimo no estar al 100%, pero ya sólo me quedan 4 exámenes y... ¡tendré vacaciones!. En verano intentaré darle una vuelta a mi blog, ponerme de nuevo a hacer lo que me gusta, intentar organizarme mejor para el año que viene... Pero hasta el 5 de julio, es lo que me toca! Perdonadme de corazón.

Hoy os traigo este post porque no quería que saliera en junio: "Volver a comer sano... sin morir en el intento".


Antes de empezar, mis amigos de Findus, me han enviado para probar, su nueva línea de platos saludables. Hay 3 tipos diferentes para hacer a la sartén sin necesidad de usar aceite para cocinarlo. Una de las cosas que más nos cuesta para volver a comer sano es la excusa de "jo, es que cocinar cuesta mucho tiempo", y la verdad es que nos ha costado un poquito más de 5 minutos hacerlos... ¡Así que no hay excusas que valgan ya!

Las tres variedades que tienen son: arroz integral con verduras y pollo, noodles con verduras y pollo y pasta con verduras y pavo. ¡Estoy deseando que saquen alguno con pescado o vegetales completos! Además cada ración tiene 350 kcal, que también es algo interesante para reseñar. Se pueden encontrar en grandes superficies (yo los encontré en El Corte Ingles).

Nos decantamos finalmente por el de noodles con verdura y pollo y muy bien... ¡rápido, fácil y rico!

¡Si los probáis todos, ya me contaréis que os han parecido!


¡Aquí os dejo la prueba!









































Por mi parte, he tenido unos meses MUY estresantes y, francamente, no he conseguido comer sano, ni hacer deporte, ni nada de todo lo que he proclamado estos últimos años a través del blog. Pero espero ayudar a quien esté en mi situación a volver 2 vivir sano... ¡vamos allá!


  1. Identificar PORQUÉ no estamos comiendo bien
Igual os puede parecer una estupidez, pero todas las veces que me he desviado de la vida que elegí hace ya 6 años, me he sentado, he cogido un papel y he apuntado todas las cosas que me preocupan, me estrenan, me hacen "refugiarme" en comer o simplemente, comer rápido y no organizarme bien.
Esta última vez lo que más ha salido es: ESTRÉS y ANSIEDAD- por estudiar, por sacar buenas notas, por no decepcionarme con el grado superior, abarcar más de lo que puedo, por seguir trabajando bien, por el libro nuevo, por situaciones personales-.

Mi conclusión ha sido: Debo hacer menos, pero mejor. No puedo cargarme de 20 cosas y, aunque las hago, no quedo satisfecha con ninguna. 

Es muy importante empezar aquí, porque hasta que no identificamos qué es lo que nos hace comer mal y no tener una organización... VOLVEREMOS AL MISMO HÁBITO!

    2. Interesarnos por la nutrición

Hay personas que piensan que comer no es nada más que ingerir unos alimentos y ya está.
COMER BIEN es un arte, para mi y para mucha gente; es una de las partes más importantes de nuestra vida y lo que nos mantendrá fuertes y sanos hasta el final de nuestros días. 
Una de las cosas que más me llama la atención es que haya gente que no se interese por aprender qué efecto tiene en nuestro organismo un macro-micronutriente, ni quieran saber porque hay que hacer de 3 a 6 comidas al día, ni nada... Así que si lo que quieres es volver a comer sano pero para siempre, infórmate sobre nutrición. 

    3. Organizar nuestras comidas y deporte.

Una vez que hemos identificado el problema, como SIEMPRE he dicho; nos hemos convencido que lo mejor es tener una vida sana siempre: la organización de las comidas es MUY, MUY, MUY, MUY importante. Sentarse y fijarse unos desayunos, comidas, cenas... os aseguro que ayuda Y MUCHÍSIMO. Y si además de organizarlas, dejas 1 día para hacerlas y congelarlas o algo así, ayuda mucho más. 

     4. Come acorde de tus necesidades. 

Este es un punto interesante, ya que mucha gente cuando llega esta época come poquíiiiisimo. Incluso la gente que quiere adelgazar piensa que comiendo poco adelgazarán más. ¡CRASO ERROR!. Hay que saber comer, hay que saber cuanto aporte energético necesita tu organismo (aunque no soy fan de contar calorías) y sobre todo, no matarse de hambre. Esto sólo genera ansiedad y por la noche, querrás hincharte a comer.

    5. Come equilibrado. 

Gracias María. Tu sabiduría es infinita. Lo de comer equilibrado LO SABEMOS TODO, pero hay que hacerlo (como diría mi padre). No podemos quitar los hidratos de carbono por completo de una dieta; no podemos quitar las grasas buenas por completo de nuestro día a día; no podemos comer sólo proteínas porque pensemos que así adelgazaremos más o más rápido... Hay que comer de todo: mucha verdura, hidratos de carbono cada día (nuestro organismo se nutre de ellos), grasas saludables (obviamente quita las grasas saturadas todo lo que puedas, sobre todo las grasas trans), y sigue comiendo proteínas, pero sin pasarte.  ¡Y no te olvides de las frutas!

    6. Disfruta del momento

Además de comer sano, es importante seguir disfrutando la vida que nos ha tocado vivir. El famoso "cheatmeal" sigue ahí, y más en esta época que hace más calor y hay más ganas de salir. Come sano, haz deporte y verás que aunque te des caprichos en la época estival, no te vas a sentir hinchad@, ni pesad@. Vivir! 

    7. Bebe agua

Cada vez que escribo sobre esto lo digo: AGUA. AGUA. AGUA. Nuestro organismo no puede equivocarse cuando la mayoría de nosotros somos H2O. 
Beber una bebida carbonatada a la semana o al mes, tomar vino o cerveza de vez en cuando no está mal... pero que la base de nuestra alimentación esté basada en el agua. 
Os puede parecer una tontería pero para volver a beber agua lo que he hecho es comprarme una bonita botella y llevarla siempre conmigo... ¡y funciona! 

    8. Haz deporte

¡Aunque sólo sea ir andando del trabajo a casa y de casa al trabajo! El otro día leía un artículo de una dietista que decía que si no se anda más de 2 o 3 horas al día, era como si no se anduviese nada y, siento rectificarla, pero os aseguro que se nota y MUCHO! Lo experimenté hace años cuando trabajaba de mañana y tarde y sólo podia ir andando a los sitios y subiendo escaleras; y ahora lo vuelvo a experimentar ya que hago lo mismo... Suelo andar 1 hora u hora y media y al menos, me mantengo activa. 

    9. Respétate. 

No somos una talla, somos lo que vemos cuando nos miramos al espejo y tenemos que querer a ese reflejo más que nunca, llevemos la talla que llevemos. En este post no quiero hablar de la obesidad, ni del normopeso, ni de nada así... sólo quiero decir que estar sano empieza en nuestra cabeza, empieza por respetarnos a nosotros mismos y que si nos respetamos, aunque no comamos todo lo bien que querríamos, hemos dado un gran paso en esto de la vida sana. 




También quiero recordar que vivir sano debe ser TODO EL AÑO, no sólo cuando tengas que ponerte un bañador o un bikini... Nuestra salud nos lo agradecerá. 

Me gustaría dejaros una parte del estudio realizado por Findus sobre la "Operación Bikini" ya que para mi, ha sido una gran revelación:


Aunque lo ideal sería cuidarse día a día y adoptar hábitos de vida más saludables, la realidad es que la “Operación Bikini” es un tópico que se repite año tras año: 7 de cada 10 mujeres españolas reconocen haberla hecho en alguna ocasión, y más del 50% creen que volverán a hacerla en un futuro. De hecho, el 60% de las que la han llevado a cabo reconoce que al menos la han repetido entre 1 y 5 veces, mientras que el 21% la ha hecho entre 5 y 10 ocasiones y el 8% la realiza cada año. 
El 55% de las mujeres en España aseguran intentar mantener una alimentación saludable y variada, aunque reconocen que no están obsesionadas con ello. El ritmo del día a día, las circunstancias personales y las laborales pueden dificultar esta voluntad y hacer que adquirir y conservar unos hábitos de vida saludables pueda ser más complicado. Sin embargo, el 37% de ellas se animarían a ser más constantes si aprendieran a realizar platos sanos, fáciles y sabrosos. 
Por lo que respecta a la práctica de deporte, 6 de cada 10 mujeres declaran hacer ejercicio de forma regular, al menos una vez por semana. Sin embargo, los datos del estudio concluyen que aún queda camino por recorrer: el 40% restante o bien no practica ningún tipo de actividad física (26%) o lo hace sólo de vez en cuando. (18%).


Mucho ánimo para tod@s los que os encontráis un poco perdid@s ahora, como lo hago yo... pero os aseguro que SE PUEDE, aunque a veces cueste. 
Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en mandar un email a 1reflejoenelespejo@gmail.com




Últimas entradas

[5][recent][recent][Últimas Publicaciones]

Translate my blog

¡Gracias!

Facebook

Follow by Email

Sígueme en @Mery_ZGZ