No comentarios / , ,

Galletas de café y arándanos




¡Hola familia!
¡Cuántos días sin pasar por aquí! Ya sabéis que Javi y yo estuvimos de vacaciones haciendo Interrail por algunos países europeos. La verdad es que ha sido una experiencia inolvidable... Pero toca volver a la normalidad.

La primera noticia al volver a España fue que había entrado en el grado para hacer Dietética el próximo año. ¡No me lo podía creer! Los que me seguís desde el año pasado, sabéis que en 2015 me quedé en la puerta (primera de los no admitidos) y en ese momento, con el disgusto, dije que no lo iba a intentar más. Cuando fui a apuntarme este año, me resultó sumamente difícil... pusieron muchas trabas pero aún así lo conseguí. No tenía muchas esperanzas y, estando en Viena, salieron las primeras listas provisionales en las que estaba, de nuevo, en los no admitidos.

Os confieso que lloré mucho aquella noche cuando me enteré y los pensamientos que me vinieron a la cabeza no fueron precisamente buenos. El día 12 salían las listas definitivas por la tarde y, no sé por qué lo hice, pero miré las de admitidos provisionales por la mañana. ¡Y ahí salía yo!. Empecé a mirar a Javi y a decirle que estaba en admitidos. Llamé al colegio y me dijeron que la primera lista había sido errónea y que si por la tarde salía en el listado definitivo ya podría matricularme. Y lo demás os lo podéis imaginar!!

En Septiembre empieza un nuevo reto para mi... un reto difícil, no os voy a engañar. Ya llevo algun que otro año sin estudiar (de manera estricta) y me da bastante respeto pero... ¡es lo que realmente deseo hacer!

Y ahora sí, voy con la receta... Está pensada sobre todo para los que, como yo, sois cafeteros!
¡Espero que os guste!

Ingredientes:
3 cucharadas de maicena
3 cucharadas de copos suaves de avena
2 cucharaditas de Mesura
(¿Recuerdas qué es Mesura Es un edulcorante, el cual tiene el mismo sabor que el azúcar, pero endulza más; por ello, sólo es necesario echarle una cuarta parte de lo que le echaríamos de azúcar.
También tiene 75% menos de calorías que el azúcar blanco y además, es apta para una dieta sin gluten. Personalmente me gusta mucho su sabor ya que éste soporta altas temperaturas sin modificarlo.) ¿Quieres saber más? Más sobre Mesura
1/2 taza de café solo (ya hecho)
1 cucharadita de canela en polvo
2 claras
1/2 tazas de arándanos congelados

Receta:
  1. Pre calentamos el horno a 170º.
  2. Mezclamos con ayuda de un tenedor, la maicena, los copos suaves, las cucharaditas de Mesura y la canela. 
  3. Agregamos las claras y removemos hasta que esté integrado.
  4. Seguidamente, vertemos el café y volvemos a remover. Ten en cuenta que el café debe de estar frío y, además, de mezclar con brío para que no queden grumos.
  5. Añadimos los arándanos congelados.
  6. En un papel para horno, hacemos nuestras galletas con las formas que queramos. 
  7. Reservamos unos 5-10 minutos en el frigorífico. 
  8. Horneamos 15 minutos. 








Resultado:






Related Posts

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario!! Si tienes alguna duda o sugerencia, no dudes en mandar un email a 1reflejoenelespejo@gmail.com




Últimas entradas

[5][recent][recent][Últimas Publicaciones]

Translate my blog

¡Gracias!

Facebook

Follow by Email

Sígueme en @Mery_ZGZ